El PPN reitera que la reforma del mapa local del Gobierno foral es una maniobra más de euskaldunización de Navarra

El parlamentario foral, Javier García, ha explicado que si uno solo de los municipios que integren una de las nuevas comarcas pertenece, por ejemplo, a la zona vascófona, los requisitos de esta zona se implantarán en la nueva estructura, aunque el resto de municipios sea zo-na mixta. “De este modo, se dará una presencia mayor al euskera en el acceso a la función pública en un territorio donde no es oficial”, ha criticado

El Partido Popular de Navarra ha reiterado su más “profundo rechazo” a la reforma del mapa local del Gobierno de Navarra y se ha reafirmado en que se trata de “una maniobra más de euskaldunización de nuestra comunidad”.

Y ha criticado que este anteproyecto “plantee un reparto de los municipios en comarcas que no se ajusta a la realidad de la zona que abarcan, lo cual traerá consecuencias peligrosas”. “Si uno solo de los municipios que integran la Comarca pertenece a la zona no vascófona, aunque el resto sea zona mixta, es decir, donde el euskera no es oficial, toda la comarca deberá implantar los requisitos de la zona no vascófona”, ha detallado. Y ha alertado de que esto afectaría al acceso a la función pública, puesto que “supondría una mayor puntuación del euskera en las convocatorias”. “Se demuestra, así, que detrás de esta reforma solo hay, de nuevo, intereses nacionalistas”, ha recriminado.

En cuanto a la creación de nuevas comarcas, ha considerado que es un “tremendo despropósito”, puesto que implica la eliminación de las mancomunidades y un ataque a ayuntamientos, que se verán despojados de competencias y servicios exclusivos que constituyen su sustento económico”, ha dicho.

Y ha recordado que, aunque las nuevas comarcas estarían integradas por representantes municipales, las entidades perderían “toda autonomía, puesto que la forma jurídica de las nuevas dependería ahora del Gobierno foral”.

Por otro lado, ha censurado la “chapucera gestión” de este asunto por parte del Ejecutivo de Barkos, “que sigue hablando de un proceso participativo cuando, en realidad, en ningún momento ha buscado el acuerdo entre los afectados”. Del mismo modo, ha criticado la “preocupante ambigüedad” en torno a aspectos como la financiación, el reparto de competencias y el futuro de los trabajadores de las entidades locales. “Tampoco se especifica que va a pasar con las propiedades de las mancomunidades”, ha apuntado.

Respecto a los trabajadores, ha mostrado “alarma” por la indefensión del personal laboral de los ayuntamientos, “porque sobrarán empleados, con el agravante de que quienes no sepan euskera tendrán menos posibilidades de acceder a una plaza”, ha dicho. “Particularmente nos preocupa la situación de los secretarios e interventores, porque muchos se irán a la calle mientras se dirimen las convocatorias de plazas en dos fases. Estamos, pues, ante un grave atropello”, ha expresado. Y ha añadido que “tal y como está diseñada esta reforma, habrá municipios pequeños que se queden sin secretario cuando éste se integre en la Comarca antes de que ésta haya empezado a funcionar”.

Por último, ha mostrado “serias dudas” acerca de los costes de este proyecto. “Seguimos sin saber cómo va a hacer el Gobierno foral para afrontar los gastos que supone igualar los salarios a todos los trabajadores de la Comarca y la redistribución de competencias”, ha apostillado.

“Pero lo más grave de todo”, ha insistido, “es que esta barrabasada solo responde a un interés del Gobierno foral de controlar los ayuntamientos, con el fin de extender el euskera a todos los municipios. Un nuevo puntal para avanzar en su estrategia nacionalista vasca”, ha concluido.

Comentarios

Los comentarios enviados fuera del horario de moderación, serán aprobados al día siguiente.

voto por correoThe Commonwealth Fund reported in July cialis pharmacie cialis 2014 that an additional 9.